/ Higiene Bucal /

Bacterias, las villanas del aliento

Aunque la correcta higiene de la boca es clave para tener el aliento fresco, algunas veces el origen del mal olor está en otro lado. ¿Por qué? La respuesta estaría en las bacterias.
Compartí la nota

bacterias mal aliento 2

Sabemos que descuidar la higiene bucal, comer comidas condimentadas, beber poco agua son conductas que nos llevan al mal aliento. Sin embargo, un grupo de investigadores japoneses descubrieron que en algunas ocasiones la culpa la tiene la proporción incorrecta de bacterias que viven en la boca.

Para estudiar en profundidad la teoría, los investigadores reunieron una muestra de 240 pacientes con mal aliento, a los cuales se les realizó un estudio de las bacterias alojadas en la saliva. Esto les permitió descubrir cuatro tipos de composiciones de comunidades bacterianas. El resultado del estudio demostró que quienes padecían mal olor oral poseían concentraciones más altas de cuatro especies de bacterias. Por eso, para eliminar el mal aliento es necesario cambiar la estructura de la población bacteriana de la boca de las personas que padecen este problema.

La Asociación Dental Americana (ADA) alerta que el mal aliento puede estar relacionado con desórdenes médicos como infecciones del tracto respiratorio, sinusitis crónica, bronquitis crónica, diabetes, afecciones del hígado y del riñón. Para descartar estos problemas, es importante acudir al dentista para que determine las causas del mal aliento.

 

Otras causas del mal aliento

Las causas más comunes son la mala higiene oral, la ingesta de algunos alimentos, el alcohol o los cigarrillos, la enfermedad periodontal, las dietas rigurosas y en ocasiones la falta de ingesta de líquido.

 

Controles recomendados

Para controlar el aliento y la salud de la boca se recomienda mantener una buena higiene oral con cepillo, pasta de dientes antibacteriana, hilo dental y enjuague bucal. Al higienizar la boca no hay que olvidarse de cepillar la lengua para barrer con las bacterias. En el mercado existen cepillos con cabezales diseñados para esa tarea. Además es importante chequear la salud de las encías y si tenemos gingivitis consultar al dentista.

Para rastrear las posibles causas del mal aliento es conveniente llevar un registro de los alimentos que se consumen, los medicamentos, así como también estar atentos a cualquier problema de salud. Si el problema persiste hay que visitar al dentista, quien decidirá si debemos acudir al médico clínico para más estudios.

 

ENCUESTAS

¿Qué productos utilizás para la limpieza de tu boca a diario?

  • Puede seleccionar más de una opción

Loading ... Loading ...