/ Higiene Bucal /

Dientes limpios, todos los días

La boca es una parte importante de nuestro cuerpo. Gracias a nuestros dientes podemos alimentarnos e iniciar el correcto proceso digestivo, pero para que todo funcione debemos cuidarlos. En esta nota te contamos todos los cuidados que requiere una correcta higiene bucal.
Compartí la nota

<1-SALUD BUCAL- limpieza perfectaAunque algunas veces podemos olvidarnos de nuestros dientes, todos sabemos que lo ideal es cepillarlos después de cada comida con cepillos de dientes, crema dental y también una vez al día usar hilo dental para limpiar el espacio entre diente y diente donde el cepillo no llega. Pero… ¿Por qué hay que cuidar los dientes? Porque en la boca se inicia la primera etapa de la alimentación, y si tenemos dientes sanos tendremos una mejor masticación y por ende una mejor digestión. Además la correcta limpieza es la mejor forma de prevenir problemas en la boca como el sarro, la gingivitis y las caries.

A nivel estético, una higiene bucal adecuada permite que nuestros dientes se vean y se sientan limpios, sin restos de comida ni mal aliento. Esto también favorece la salud de las encías, que en una boca sana y limpia son de color rosado pálido y nunca duelen ni sangran cuando utilizamos el cepillo de dientes o el hilo dental.
Por el contrario, una boca mal cuidada puede sufrir mal aliento, dolor en las encías, sangrados, manchas en los dientes e infecciones, caries.

Cómo tener una boca limpia

Para entender cómo es el cuidado de la boca, lo mejor es acudir al dentista dos veces al año y pedirle que nos muestre la técnica de cepillado y el cepillo que mejor se ajuste a nuestro tipo de dientes -. El profesional también puede indicarnos cuáles son las zonas que requieren mayor atención y cuidados, y cómo utilizar el hilo dental.

La mejor forma de cuidar la boca es cepillarse los dientes luego de cada comida. Para eso, es necesario inclinar el cepillo formando un ángulo de 45° contra los bordes de las encías y moverlo lentamente hacia adelante. El cepillado debe cubrir toda la superficie de los dientes, esto quiere decir que se debe pasar por la cara interna, la cara externa y por las superficies de masticación. Por último, es conveniente cepillar la lengua para eliminar las bacterias acumuladas y refrescar el aliento.

El paso siguiente consiste en repasar cada diente con el hilo dental, para eliminar aquellos pedacitos de comida que el cepillo no puede alcanzar. Para eso se necesita cortar 45cm de hilo y tomarlo entre ambas manos. El hilo se introduce suavemente entre los dientes para poder limpiar debajo de las encías. Al retirarlo se corre el hilo para limpiar el siguiente diente con un pedazo limpio –de ahí la importancia de utilizar un hilo largo-. Al finalizar, se recomienda hacer un buche con enjuague bucal.

Es importante usar Crema dental, cepillo, hilo dental y enjuague bucal . Para contribuir con la salud dental se recomienda alimentarse con una dieta equilibrada, con reducidas ingestas entre comidas. Si se consume productos azucarados como caramelos o chocolates, lo mejor es cepillarse al terminar. Para fortalecer los dientes, lo mejor es utilizar productos que contengan flúor, como la pasta dentífrica y el enjuague bucal.

ENCUESTAS

Si sangran tus encías durante el cepillado, considerás que:

Loading ... Loading ...