/ Blanqueamiento /

¿Blanquear o no blanquear?

¿Son seguros los blanqueos dentales? ¿Qué tipo de cuidados requieren los dientes luego de atravesar este tratamiento?
Compartí la nota

blanqueamiento-dental650

Hoy, luego de diez años de exhaustivas investigaciones se puede afirmar que los blanqueamientos dentales son seguros y que no producen ningún efecto adverso en dientes o encías, pero siempre debés consultar a tu dentista ya que para recibir un tratamiento blanqueador tus dientes y encías deben estar sanos. El mercado ofrece numerosas alternativas para efectuar el tratamiento. Algunos métodos son para aplicar en el hogar y otros en el consultorio del dentista.

Si tenés ganas de comenzar un blanqueamiento pedí una consulta con tu odontólogo para que él te indique el mejor método. Entre ellos podemos citar los siguientes:

- Una limpieza para eliminar las manchas externas causadas por los alimentos y el tabaco.

- El uso de una crema dental blanqueadora para eliminar las manchas superficiales entre las consultas odontológicas.

- El blanqueamiento profesional o en casa para eliminar las manchas más difíciles o amarillentas, supervisado por tu dentista

- El uso de carillas u obturaciones para reconstruir los dientes más afectados o para obtener resultados específicos.

 

Qué método elegir

El tipo de tratamiento de blanqueo será determinado por el odontólogo. Sin embargo, es sabido que hay dientes que responden mejor como el caso de los dientes de tinte amarillento, mientras que los dientes parduzcos o grisáceos son más difíciles de blanquear.

Otro aspecto que evaluará el odontólogo serán las condiciones de salud de la boca del paciente. Si los dientes presentan enfermedad periodontal, o si se tienen dientes sensibles se recomienda no utilizar técnicas de blanqueamiento con productos químicos porque pueden irritar las encías.

 

Blanqueamiento y sensibilidad

Cuando comenzaron las primeras técnicas de blanqueamiento los agentes químicos que se utilizaban podían producir sensibilidad dental. En la actualidad los avances en odontología permitieron el desarrollo de geles con mayor concentración que favorecen el blanqueo y reducen la sensibilidad. A pesar de esto, durante las 48 horas posteriores al tratamiento de blanqueamiento pueden ocurrir episodios de sensibilidad al consumir alimentos fríos o calientes, pero finalizan una vez concluido el tratamiento.

Las medidas recomendadas para no sufrir sensibilidad dental durante el tratamiento son las que se detallan a continuación:

- Si utilizás  cubetas individuales realizadas para tu boca, para aplicar el producto, usalo por menos tiempo.

- Cepillate con pasta para dientes sensibles antes, durante y luego del tratamiento.

- Pedile al dentista un producto con fluoruro, para ayudar a remineralizar los dientes. Podés cepillarte con eso o colocarlo en el molde y utilizarlo por cuatro minutos antes y después de blanquear tus dientes.

- Detené el blanqueamiento por algunos días para permitir que tus dientes se adapten al procedimiento. En un plazo de 24 horas, la sensibilidad cesará.

 

Complementos para una sonrisa blanca

Luego de realizar un blanqueamiento los dientes deben cuidarse para conservar su blancura intacta. Para ello se recomienda:

- Utilizar una pasta de dientes blanqueadora que elimine las manchas superficiales.

- Cepillá o enjuagá tus dientes luego de consumir bebidas con pigmentos fuertes como el café, el té, gaseosas, o el vino tinto, por ejemplo. Si sos cuidadoso en extremo, podés cuidar mejor tus dientes bebiendo estos líquidos con un sorbete.

- Si sos de las que usan rouge, pintá tu boca con tonalidades de labial rosado. Eso va a hacer que tus dientes se vean más blancos.

- Si pese a haberte hecho un blanqueamiento seguís fumando o consumís demasiado café, puede que más adelante necesites un retoque de tu blanqueamiento. Generalmente los retoques se realizan cada seis meses, o a los dos años.

 

 

ENCUESTAS

¿Con qué frecuencia visitás a tu odontólogo?

Loading ... Loading ...